Lobras - Fiestas 2005

Lobras, un año más, celebró sus fiestas grandes, y las únicas que le quedan, cuya denominación en el argot local es "San Agustín", precedidas de una espléndida semana cultural. La población se multiplicó con los lobreños de la diáspora, sus hijos y sus nietos que acudieron a la llamada del reencuentro anual con los suyos y con lo suyo, combatiéndolo todo, incluso la exquisita paella colectiva del día 27. Lo más emotivo, las misas (en honor a San Agustín, el día 28 y a Santa Mónica el día 29, que aquí no ha machismo santoral, y la procesión, acompañadas de la banda de música de Cádiar, que en la misa amenizó desde el exterior, con himnos religiosos los actos más solemnes, y permaneció en el pueblo durante todo el día ofreciendo gratos conciertos en los muchos se arrancaban a bailar en medio de una plaza abarrotada. Las verbenas, con conjuntos modernos, animaron las noches que sabía a churros y chocolate. Y lo mejor, el reencuentro, la conversación distendida, la alegría...


Compartiendo la exquisita paella colectiva


Los vecinos y miembros de la asociación Acequia de los Castaños,
participaron plenamente.


Fiestas de amistad y reencuentro.


La Misa, momento emotivo. La banda, desde el exterior,
amenizó con himnos religiosos.


La banda ofreció conciertos en una plaza abarrotada.


La población se multiplicó con los lobreños de la diáspora.